Jai Rius ha elaborado sus esculturas con diversidad de materiales, pero es el hormigón el material con el que se encuentra más cómodo. A partir de un diseño previo y después de un proceso de modelado y molde perdido es como consigue la forma. Esta se complementa con diversidad de elementos plásticos y de objetos. La policromía y la aplicación de imagen plana sobre aluminio son básicos para que la fusión de los elementos y la sobriedad del cemento se mezclen y den a su obra un aire de frescura, de connotaciones kitsch y de humor, que culminan la escultura.

Este proceso escultórico le conduce a entrar en el mundo de la imagen plana, el collage virtual, el juego de imágenes, la fotografía, los objetos y el color. Y todo ello, procesado mediante el escáner se convierte en lo que Jai denomina estatuas planas.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player